Buscar en la web

Cargando...

TRADUCTOR

Cruzamiento de razas bovinas para carne

El cruzamiento entre razas de ganado es una herramienta utilizada en los programas de mejoramiento genético enfocados a optimizar la habilidad productiva de los animales. Consiste en aparear animales de origen o razas distintas bajo una programación definida.
Existe gran cantidad de programas de cruzamiento que pueden ser utilizados por los productores de ganado bovino comercial. Estos programas permiten que el ganadero aproveche al máximo las características del ganado para mejorar su hato, incrementando de manera importante la producción de kilogramos de becerro por hectárea.Las características que responden mejor al cruzamiento de razas son las relacionadas con la habilidad reproductiva del ganado (características de baja heredabilidad), como los porcentajes de fertilidad, sobrevivencia, animales destetados y el tamaño de la camada de becerros. Asimismo es posible obtener mejorías en la precocidad de las hembras producidas mediante estos programas. Estas son de gran importancia económica para el productor y son difíciles de mejorar por medio de selección.Por otra parte, las características de mediana a alta heredabilidad, de mayor importancia económica para el productor y posteriores al destete, como peso a los 12, 18 y 24 meses de edad, eficiencia para la ganancia diaria de peso y muchas cualidades deseables de la canal, no responden favorablemente al cruzamiento de razas. Estas se pueden mejorar genéticamente mediante la selección y utilización de sementales y vacas con buen comportamiento para dichos caracteres. Los mayores beneficios del cruzamiento de razas se presentan al aparear animales con diferencias genéticas muy definidas; por ejemplo, ganado tipo cebú con tipo europeo, por las grandes diferencias de origen que existen entre ellas.El cruzamiento da la oportunidad de complementar unas razas de ganado con otras, mejorando las características de las mismas. Por ejemplo: el ganado europeo es susceptible en gran medida a las parasitosis, es poco andador, produce buenas canales y tiene buena producción de leche. Por otro lado, las razas cebuínas tienen más resistencia a los parásitos, son más andadores y presentan canales de menor calidad, aunque algunas líneas de ganado cebú tienen también buena capacidad en producción de leche. Al combinar los dos tipos de bovinos descritos (europeo y cebuíno) se pueden obtener crías más productivas que cualquiera de los dos tipos originales, con buena habilidad de desarrollo, resistentes a los parásitos, a climas extremosos, productores de canales de calidad aceptable y, sobre todo, con buena habilidad materna en sus etapas productivas.Algunos factores determinantes para que el beneficio del cruzamiento de razas pueda reflejarse en cualquier característica productiva, principalmente en las de fertilidad y capacidad de desarrollo predestete, son la calidad y cantidad de forraje disponible en el establo, así como el programa general de manejo del ganado.Habiendo buena calidad y cantidad de alimento, todos los animales tienen la oportunidad de mostrar su potencial genético productivo. Es conveniente considerar que los bovinos de talla grande requieren mayor cantidad de forraje que los de tallas inferiores, tanto para su desarrollo como para producción.Los beneficios que trae el cruzamiento de razas son muchos, sin embargo no es posible garantizarlos sin invertir, por lo que el productor debe analizar y evaluar los costos y beneficios que tendrá, de acuerdo a su objetivo de producción, para decidir si le conviene cruzar o utilizar una raza pura bien adaptada a las condiciones ambientales prevalecientes en el establo.La implementación de un determinado sistema de cruzamiento depende en gran medida del tamaño del hato, los objetivos del productor, el mercado, la infraestructura con que se cuenta (principalmente el número de potreros) o la capacidad económica para instalar y construir lo que se requiera, así como el tipo de ganado existente en el rancho, la disponibilidad en la región de los sementales que se usarán y (lo más importante) buena calidad y cantidad de forraje en los potreros.En resumen, el ganadero puede obtener grandes beneficios al combinar un programa de cruzamiento de razas (para mejorar las características de baja heredabilidad) con uno de selección (para mejorar las de mediana a alta), logrando un avance genético rápido en la capacidad productiva del hato en general. Debe tomarse muy en cuenta los recursos con que cuenta y tener bien definidos sus objetivos.Algunos sistemas de cruzamiento de razas:

1.- Encaste o Cruzamiento
Absorbente:Este sistema pretende cambiar el tipo de ganado que se tiene en el rancho por otro sin hacer grandes esfuerzos económicos para vender al pie de cría original y adquirir el tipo de ganado deseado.Con este sistema se aprovecha la adaptabilidad del pie de cría original al ambiente del rancho. Es muy importante seleccionar correctamente el tipo de ganado que se quiera introducir mediante este tipo de cruzamiento, debido a que pueden presentarse problemas de adaptación a partir de la segunda generación de crías (muertes, malos desarrollos, baja fertilidad, etc.).Este sistema es sencillo, solo es necesario utilizar siempre sementales de la raza que se desee introducir. Al practicar este tipo de cruzamiento se tiene la ventaja de que no se requiere de infraestructura adicional a la común en los ranchos para realizar los empadres. Además, el cambio de una raza a otra es relativamente rápido, pues el material genético del tipo de ganado o raza original desaparece en un 50% de una generación a otra.

2.- Cruzamiento Terminal: Este sistema de cruzamiento tiene el objetivo de aprovechar al máximo la adaptabilidad del hato original al ambiente del rancho y el "Vigor Híbrido" de las crías resultantes al final del proceso, logrando animales para venta con gran capacidad de crecimiento.El cruzamiento terminal consiste en cruzar constantemente una parte (1/3) de las vacas del hato original con toros de su misma raza o tipo para obtener los reemplazos del mismo hato. Al mismo tiempo, el resto de las vacas se aparean con toros de otra raza o tipo (preferentemente de talla mediana, como Angus o Hereford, por ejemplo). Todos los becerros resultantes de estas cruzas deben salir del rancho, y las crías hembras cruzadas se empadran con una tercera raza (grande y con habilidad para un desarrollo eficiente, como Charolais o Simmental, por ejemplo). Todas las crías resultantes de esta cruza se van a la venta, éstas son el resultado buscado al utilizar este sistema.Las vacas del hato original y las crías hembras del primer cruzamiento se utilizan durante todo el tiempo que permanecen productivas. Para el buen funcionamiento de este sistema se requieren hatos grandes, de 100 vientres en adelante, con una producción de crías al destete mayor al 80%. Es necesario también mantener separadas a las hembras en tres lotes para sus empadres, por lo que se requiere por lo menos de tres potreros de empadre.Se requiere realizar 1 ó 2 épocas de empadre definidas y cortas al año.

3.- Cruzamiento Alterno de Dos Razas: Este sistema contribuye al aumento de la capacidad productiva y reproductiva de las vacas del hato. Con él es posible sacar gran provecho de la habilidad materna de las vacas que serán cruzadas.En este tipo de cruzamiento se utilizan toros de dos razas, empadrando las hijas de uno con el otro y viceversa. Según las condiciones ambientales, se recomienda que se utilicen sementales de razas o líneas de tallas medianas, a su edad adulta, con el propósito de evitar la producción de vacas grandes, las cuales, en general, por sus altos requerimientos para mantenimiento y producción, son menos eficientes en su productividad .El cruzamiento alterno de dos razas se puede adaptar a cualquier hato que utilice dos o mas toros y en el cual se puedan controlar los apareamientos. Todos los becerros resultantes de este manejo deben salir a la venta. Las becerras que se requieren como reemplazos deberán quedar como tales, siempre y cuando cumplan con las condiciones que se hayan fijado para los propósitos de selección y desecho del hato.Existen otros sistemas de cruzamiento de razas, sin embargo requieren mayor infraestructura y su aplicación es más complicada. En este artículo sólo se han presentado los sistemas que pueden ser más apropiados para la ganadería comercial, utilizando un mínimo de infraestructura y manejo en el establo .Para determinar el tipo de raza o línea a utilizar, es necesario establecer bien los objetivos de producción, de acuerdo con las características del establo .